La naranja mecánica

Anthony Burgess

Novela 

Reseñado por Litteratum

 

Alex es un adolescente violento que en compañía de sus tres “droogs” o amigos, deambulan por las calles de la ciudad. A menudo se reúnen en el bar Korova para ingerir vasos de leche con diversos tipos de estimulantes y conversar en una jerga ininteligible llamada nadsat. En una sola noche, golpean brutalmente a un sujeto cuando sale de la biblioteca, asaltan una tienda enfundados en máscaras, atacan a un borracho que encuentran en la calle y se embarcan en una sangrienta batalla contra la banda rival de Billyboy, quien termina en el hospital. Tras robar un auto, conducen hacia las afueras de la ciudad donde penetran en la apartada vivienda de un escritor y su esposa a quien violan por turnos. Sobre una mesa se encuentra el manuscrito de la obra en que trabaja el escritor: “La naranja mecánica”. 

De vuelta en el bar Korova, Alex y Dim, el más estúpido de los “droogs” tienen un altercado cuando Alex lo golpea por burlarse de una mujer que acaba de cantar un fragmento de ópera. Dim, incapaz de comprender la afición de Alex por la música clásica, se siente ofendido, pero evita una confrontación directa y dando por terminada la noche, cada quien parte hacia su casa. Al día siguiente, Alex decide evitar la escuela pretextando un dolor de cabeza. Sin embargo, recibe la inesperada visita de P.R. Deltoid, su asesor “post-correctivo” quien se ha enterado de la pelea con Billyboy. Deltoid le advierte que la próxima vez no acabará en la correccional, sino en la cárcel. Tras la visita de Deltoid, Alex parte a una tienda de discos donde ha encargado una copia de la novena sinfonía de Beethoven. Un par de jovencitas entablan conversación con él y terminan emborrachadas en su habitación, donde las ha invitado a escuchar sus discos. El encuentro sexual tiene como fondo el tercer movimiento y Alex duerme plácidamente hasta las primeras horas de la noche, cuando sale al encuentro de sus tres “droogs” quienes lo aguardan en el vestíbulo del departamento. 

El incidente con Dim ha dejado un mal sabor de boca entre los amigos y deciden confrontar a Alex, quien no está dispuesto a tolerar la insubordinación y echando mano de su navaja, impone su autoridad hiriendo a Georgie y Dim. Pete, el “droog” restante se da por vencido y las cosas vuelven al orden de siempre. A modo de concesión, Alex acepta llevar a cabo el plan sugerido por Georgie de asaltar la casa de una mujer solitaria que vive en compañía de una multitud de gatos. Alex ingresa por una de las ventanas, pero es descubierto por la mujer a quien golpea brutalmente en la cabeza. Cuando abre la puerta, Dim lo recibe con un golpe de cadena en el rostro que lo deja momentáneamente ciego. De esta manera, consiguen vengarse de su impositivo líder, quien es arrestado por la policía. La mujer fallece a consecuencia de las heridas y Alex es sentenciado a 14 años de prisión por asesinato. 

En la cárcel, Alex se entera de un programa experimental conducido por el gobierno para reducir los índices de criminalidad y la sobrepoblación reinante en las prisiones estatales. Inadvertidamente, se convierte en el candidato idóneo cuando añade a su historial la muerte de un preso que ha intentado apoderarse de su cama. La “técnica Ludovico” promete una transformación radical, mediante el desarrollo de una total aversión a los actos criminales. Al poco tiempo es transferido a un complejo cercano en donde le explican que deberá ver una serie de películas como parte del tratamiento y que recibirá una inyección después de cada comida. Al principio, Alex no encuentra objeción alguna, pero las sesiones de cine son muy particulares. Atado a una silla de dentista, su campo visual no puede escapar a la pantalla ya que sus párpados son sostenidos por un aditamento que le impide cerrarlos. Las películas son escenas de violencia y tortura que le producen una sensación de malestar insoportable. En efecto, el tratamiento ha creado un condicionamiento entre el impulso de vomitar, producido por las inyecciones y la violencia en las películas. Desafortunadamente, una de ellas incluye el último movimiento de la sinfonía coral de Beethoven, integrando accidentalmente la música al condicionamiento. 

Alex es liberado al cabo de unos cuantos días, pero cuando regresa a la casa de sus padres, éstos han rentado su habitación. Decide suicidarse y parte hacia la biblioteca con la esperanza de hallar literatura al respecto, pero allí encuentra al tipo que había golpeado años atrás. Esta vez los papeles se invierten y es agredido por los amigos de su víctima hasta ser rescatado por la policía. Para su mala fortuna, los oficiales resultan ser Dim y Billyboy que lo conducen hasta las afueras de la ciudad para golpearlo en un sitio apartado. Alex busca refugio en una casa cercana en donde vuelve a encontrarse con el autor de la naranja mecánica. El escritor no consigue reconocerlo y le ofrece hospedaje en un pequeño apartamento. Apoyado por sus colegas de partido, planea exhibir al joven en su lucha contra los métodos del gobierno, pero cuando descubre de quién se trata, los planes cambian radicalmente. Desde la pared contigua a su apartamento, se escucha el primer movimiento de la tercera sinfonía de Skadelig y Alex, exasperado, se arroja por la ventana. El revuelo mediático que ha causado su intento de suicidio impulsa al ministro del interior a visitarlo en el hospital. Esta vez, el tratamiento pretende anular el condicionamiento y en efecto, Alex consigue progresar al punto de volver a las andadas con un nuevo grupo de “droogs”. Pero algo ha cambiado y el encuentro casual con Pete, uno de sus antiguos camaradas que se ha casado, lo convencen de que a sus 18 años, es muy viejo para seguir en lo mismo. Ahora Alex piensa en criar una familia. 


blog comments powered by Disqus