La invención de Morel

Adolfo Bioy Casares

Novela

 

El protagonista, un condenado a cadena perpetua que escapa de la cárcel, logra refugiarse en una isla, asolada por la peste; mediante procedimientos científicos (no ajenos al arte), rescata la realidad que se ha desvanecido. Para ello, el prófugo construye un aparato que capta la apariencia de mundo en el espacio y el tiempo. 

Esta aventura maravillosa desemboca en un final catastrófico debido a un error cometido por su inventor. El inquietante final suscita en el lector una serie de interrogantes sobre la viabilidad y legitimidad de los intentos humanos por recuperar la vida mediante simulaciones. Aunque escribió otras obras, La invención de Morel es la inolvidable entre todas ellas. 

A pesar del espíritu argentino que se puede detectar en la novela, no hay aquello que podría llamarse “color local”. Bioy Casares tiene una visión especial de las posibilidades fantásticas, no sobrenaturales, de la ciencia. La invención de Morel no es una novela de estilo frondoso; alejada de todo barroquismo, establece una distancia que propicia la reflexión, más que la identificación, por parte de sus lectores.

Reseñado por editorial Norma.


Un fugitivo acosado por la justicia llega en un bote de remos a una isla desierta sobre la que se alzan algunas construcciones abandonadas. Pero un día, ese hombre solitario siente que ya no lo es, porque en la isla han aparecido otros seres humanos. Los observa, los espía, sigue sus pasos e intenta sorprender sus conversaciones. Ése es el punto de partida del misterio, del tránsito continuo de la realidad a la alucinación, que poco a poco lleva al fugitivo hasta el esclarecimiento de todos los enigmas. Este libro puede compararse, por derecho propio, con los relatos más perfectos de Edgar Allan Poe. Su trama ingeniosa, sabiamente desplegada y, sobre todo, la admirable originalidad de la idea en torno a la cual gira la acción, han convertido a La invención de Morel en una de las obras maestras indiscutibles de la literatura fantástica.

Reseñado por editorial Destino.



blog comments powered by Disqus