Ha muerto un corazón

Elizabeth Bowen

Novela 

 

Portia Quayne es una de esas peligrosas conveniencias: un niño inocente. A los 16, tras años de deambular por hoteles europeos con sus padres, ha quedado huérfana. Se encuentra ahora al cuidado de su próspero medio hermano mayor y su mal dispuesta esposa. Lo que ellos y sus incautos amigos enseñarán a Portia es el desencantado reino de la adultez. Sin embargo, el verdadero genio de Bowen consiste en reconocer lo que Portia les enseñará a ellos. En el espejo de sus inocentes ojos, la experiencia atrapará un vistazo de su propio reflejo. No es una imagen agradable.

Portada de la novela Ha muerto un corazón de Elizabeth Bowen
blog comments powered by Disqus