El asno de oro

Lucius Apuleius

Novela

Reseñado por Litteratum

 

En la antigua Grecia, Lucius emprende un viaje a Tesalia y se une a dos extraños que discuten sobre el poder de las brujas. Uno de ellos narra sus experiencias con Meroe, una hechicera cuyas artes consiguen transformar a sus enemigos en animales, extender indefinidamente el embarazo de una mujer y encerrar a toda una población en sus propias casas.  

Al llegar a Hipata, los compañeros se separan y Lucius busca hospedaje con Milos, un viejo avaro que vive con su mujer y Fotis, su criada. En la misma ciudad vive Byrrhena, una prima materna que lo previene contra la mujer de Milos, una hechicera capaz de convertir a cualquiera en piedra. Lejos de aceptar los consejos de su prima, la curiosidad de Lucius sobre las artes mágicas ha alcanzado tal punto que desea fervientemente convertirse en hechicero. A fin de obtener lo que desea, seduce a Fotis, quien le permite atestiguar escondido la transformación de su ama en un ave mediante el empleo de un ungüento mágico. Deseoso de probar la transformación en sí mismo, Lucius aplica el ungüento para descubrir que en lugar de ave se ha convertido en asno. Afortunadamente, Fotis conoce el remedio que consiste sencillamente en comer pétalos de rosa. 

Como es ya de noche y no hay nada que se pueda remediar en ese momento, Lucius busca hospedaje en el establo. Desafortunadamente, unos ladrones asaltan la casa de Milos y llevan consigo al asno para cargar el cofre que se han robado. En la guarida de los ladrones, Lucius atestigua el secuestro de una joven doncella cuyos captores pretenden obtener un generoso rescate. Mientras tanto, Lucius es acusado del robo en casa de Milos en vista de su inesperada desaparición. Lepolemus, el prometido de la doncella consigue rescatarla haciéndose pasar por un notable ladrón que pretende unirse al grupo. Empleando al asno para cargar con su prometida, regresan a la ciudad para celebrar las nupcias. La joven desea recompensar generosamente al asno mediante una existencia apacible en el establo. Sin embargo, el mozo que está a su cuidado, lo lleva a un sitio apartado en donde lo pone a trabajar en el molino y a cargar leña. Sus nuevos dueños lo han puesto bajo el cuidado de un joven que además de maltratarlo cruelmente lo acusa de lascivo y salvaje. Uno de los campesinos sugiere castrarlo, pero el acto no llega a ejecutarse debido a la presencia de un oso que da cuenta del joven mientras Lucio consigue huir. 

El asno cambia varias veces de dueño, entre los que figuran un panadero y un cocinero que viven juntos. Cuando se ausentan, el animal disfruta de las viandas disponibles en la casa sin ser descubierto. La sensatez con la que ha degustado un poco de cada platillo termina por ceder a la glotonería, provocando las sospechas de sus amos. Pretendiendo ausentarse un día, espían los movimientos del asno a quien descubren engullendo todo lo que puede. El acto causa una gran hilaridad entre sus amos, quienes comienzan a experimentar con todo tipo de alimentos y bebidas. La fama del asno se extiende por la región y Thiasus, un hombre de gran posición social adquiere a Lucius por cuatro veces su valor original. Con él viaja a Corintio en donde la gente paga por ver al singular asno. 

Una noble y rica matrona desarrolla un apetito insano por Lucius al punto de sobornar a sus cuidadores y pasar una noche a solas con el animal. Tras la singular aventura, la matrona desea repetir la experiencia, pero el dueño de Lucius, preocupado por la reputación de la mujer, se niega. En cambio, arregla un encuentro público con cierta mujer que ha sido condenada a morir devorada por bestias salvajes. Temiendo que el acto sexual sea un preámbulo a la ejecución de la sentencia y que las bestias salvajes no consigan distinguir entre un criminal y un inocente, Lucius huye a toda prisa hacia un pueblo vecino. Allí, al lado del mar, dirige sus oraciones a la diosa Ceres, quien aparece en sus sueños indicando la forma que recuperará su forma humana. El día siguiente habrá una procesión en su honor y el asno deberá comer las rosas que portará uno de sus sacerdotes. En efecto, cuando Lucius sigue estas instrucciones, consigue recuperar su condición humana ante el asombro de los concurrentes. Lucius se entrega al servicio de la diosa y viaja posteriormente a Roma en donde adquiere cargos públicos. 

Además de su mérito literario, la obra de Apuleyo tiene la particularidad de ser la única novela latina que ha llegado a nuestros tiempos. Probablemente es la adaptación de un texto Griego que se ha perdido. En adición a la trama principal, se pueden reconocer diversas historias insertas, como la de Cupido y Psique o la mujer infiel que esconde a su amante en la bañera (una variante de esta historia puede leerse en el Decamerón). Gracias a su antigüedad, el asno de oro carece del recato que prevalece en la literatura Cristiana. Por el contrario, su liberalidad y trama lo posicionan justamente como al precursor de la novela picaresca. Considerando que proviene del siglo segundo, es una obra que comparte mucho de la narrativa moderna, sorprendiendo gratamente al lector contemporáneo. 


blog comments powered by Disqus